Cargando...
Un tren arrolló un camión con vacas y los vecinos las faenaron en el lugar

Un tren arrolló un camión con vacas y los vecinos las faenaron en el lugar

 Las imágenes impactan y hablan por sí solas: hombres cubiertos con sangre animal subidos a la jaula que transportaba vacunos, cortando pedazos de animales y tirándolos a la gente que esperaba abajo, estirando los brazos para llevarse aunque sea un poco del inesperado botín. La secuencia se dio en el interior de Santiago del Estero luego que una formación ferroviaria arrollara a un camión jaula con ganado.

La ciudad de Pinto, distante a 235 kilómetros de la capital santiagueña, fue el lugar en donde el conductor del camión que transportaba cabezas de ganado juró que no advirtió el paso del tren de carga. Luego del accidente, algunos animales lograron escapar, corriendo por las calles del pueblo, pero la mayoría quedaron atrapados, algunos muertos y otros con heridas graves, siendo sacrificados en el lugar.

En cuestión de pocos minutos, varios vecinos, armados con cuchillos de sus casas, empezaron a carnear los animales, algunos de ellos atrapados en los hierros y la madera de la jaula que los transportaba. Decenas de otros habitantes de la zona llegaron rápidamente y se llevaban pedazos en bolsas, cajas o directamente cargando los cortes sobre sus hombros.

Cualquiera que circulaba por el lugar y se detenía un segundo sin saber lo que pasaba se encontraba con hombres totalmente cubiertos de sangre, con cuchillos en las manos y otros corriendo llevándose pedazos de carne a sus casas. Antonio Eduardo Corrado, un jujeño de 44 años, conductor del camión ganadero, fue hospitalizado, pero pudo contarle a la policía su versión: “No vi nunca al tren, no lo vi, y cuando lo hice ya estaba sobre las vías”.

El impacto de la locomotora del tren fue casi en la mitad del camión, prácticamente partiéndolo en dos. Algunos animales escaparon sin control por las calles del pueblo, otros murieron por el accidente. El ganado provenía de la estancia “Los Jagüeles”, de la localidad de Tostado, provincia de Santa Fe, según se informó.

El tren transportaba soja y ambos conductores, el del camión jaula y el de la locomotora fueron trasladados al hospital preventivamente, pero están fuera de peligro. Las actuaciones estuvieron a cargo de la Comisaria 17 de Pinto y la doctora Cecilia Rimini dio curso a que se hagan las pericias correspondientes en el lugar y en ambos transportes.

En este contexto, en relación al hecho ocurrido en Santiago del Estero, Leopoldo Estol, especialista en bienestar animal y asesor en salud y bienestar animal para la Mesa Argentina de Carne Sustentable, recordó que la faena se realiza en “frigoríficos habilitados con estrictas normas respecto al bienestar animal para dar muerte, estrictas normas de higiene y supervisión de un médico veterinario para garantizar la inocuidad y calidad alimentaria de la carne”.

“Nada de esto ocurrió y, además, se cometió un delito penal de maltrato a esos animales”, señaló.

(FUENTE: La Nación Campo).