Cargando...
Tras los despidos en Agroindustria, desafectaron a 213 personas en el Senasa

Tras los despidos en Agroindustria, desafectaron a 213 personas en el Senasa

Enviaron telegramas a contratados sin cese laboral previsto. La mayoría son administrativos del área metropolitana.

El ajuste de personal del Estado llegó este martes al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), bajo la órbita del Minsiterio de Agroindustria, desde donde se enviaron 213 telegramas con los cuales se comunicó el cese laboral a esa cantidad de personas.

Del total, un 65% cumplía tareas administrativas y el resto estaba asignada a funciones técnico-operativas, con contratos indefinidos. Es decir, ninguno formaba parte de la planta permanente, pero tampoco tenían fecha próxima de caducidad en sus convenios. Habitualmente esos contratos se van renovando.

La mayoría estaba enrolada en lo que se denomina "artículo 9", una modalidad de contratación habitual en el Estado argentino, por la cual se contemplan renovaciones sucesivas o la posibilidad de "prescindencia inmediata". En este caso se les pagará el mes de preaviso, pero no estaría establecido que ese beneficio sea obligatorio. Y una minoría, 85 casos, eran "asistencias técnicas" instrumentadas a través de la Fundación ArgenInta.

Fuentes de SENASA, clave en los controles de las actividad agropecuarias y su garantías sanitarias y bromatológicas, aseguraron que la mayoría de los cesanteados cumplía funciones "en escritorios ubicados en el área metropolitana y no tanto en el interior del país, donde se desarrollan las tareas de campo, que se trata de mantener".

Con todo, este recorte está en línea con los 330 despidos que se efectivizaron el viernes último en la planta central de Agroindustria (que además del SENASA coordina otros entes autárquicos, como el INTA, que podría ser otro organismo próximamente afectado).

Se apunta a reducir costos fijos de la administración pública, y en ese sentido este año "se redujo un 20% de los cargos jerárquicos en los diferentes ministerios para achicar el costo de la política". Ese porcentaje en la cartera agropecuaria ascendió al 35% e implicó $ 219 millones.

En Senasa, esta reducción significaría $148 millones (nominal) para este 2018, en concepto de limpieza, mantenimiento, alquileres, compras y contrataciones, y en gastos de seguridad.

Más allá de la "necesidad de reducir el déficit fiscal", los responsables de la medida la explican por "el avance de la autogestión, que implica 200.000 expedientes por mes que ahora se realizan de manera electrónica y antes eran en papel". También aducen haber detectado "tareas duplicadas, obsoletas -que el avance tecnológico ha ido reemplazando- como casos de incompetencias o falta de aptitud".

Defienden que una contrapartida de esto es que "se redujeron aranceles, de 1.800 a 301, para faciltarle esas gestiones a los contribuyentes y actores de este sector económico", en el marco del "plan de desburocratización para ganar competitividad y generar empleo en los sectores productivos y emprendedores".

(FUENTE: www.revistachacra.com)