Cargando...
Tras el paro de ayer, la Mesa de Enlace aguarda retomar el diálogo con el Gobierno y enfrenta el desafío de fortalecer la unidad del campo

Tras el paro de ayer, la Mesa de Enlace aguarda retomar el diálogo con el Gobierno y enfrenta el desafío de fortalecer la unidad del campo

En las entidades del campo hablan de la posibilidad de una convocatoria del ministro de Agricultura para los próximos días. Mientras tanto, se buscará resolver cuestiones internas con el objetivo de fortalecer el reclamo ante los funcionarios y el resto de la clase política.

Tras realizar ayer la Jornada Federal de Demanda y el cese de comercialización de granos y hacienda, en la Mesa de Enlace había satisfacción por el alcance de la protesta, que reflejó una vez más el malestar del sector por la ausencia de políticas oficiales con reglas claras y que generen confianza. El reclamo de los productores al Gobierno que más se escuchó fue el de un cambio urgente de rumbo y que se observe al sector como una fuente de desarrollo y crecimiento.

Para alcanzar dichos objetivos, la dirigencia deberá transitar un camino que plantea diferentes escenarios, como aquel relacionado a recomponer la relación con la administración nacional, y por otro lado resolver varias cuestiones internas, en momentos de críticas y reclamos por parte de las bases de productores que ayer volvieron a quedar al descubierto.

El paro de ayer tuvo un balance muy relativo. Por un lado, fue la imagen de los corrales vacíos del flamante Mercado Agroganadero de Cañuelas. Con la adhesión a la protesta de los consignatarios de hacienda, que aseguró que no se realicen operaciones, ayer se registró una entrada de 224 animales, transportados por 8 camiones. La cifra es muy inferior en comparación a otros días cuando el promedio se ubica en torno a las 10.000 o 11.000 cabezas.

Por el lado de los granos, en la zona de los puertos del Gran Rosario el movimiento de camiones del día de protesta fue muy similar al de una jornada común. Según informó la consultora Agroentregas en la jornada ingresaron 4.013 camiones contra los 4.073 del día previo. La mayor carga correspondió a maíz, con 2.225 camiones y 1.343 con soja.

Con el paro y las movilizaciones de ayer que ya son parte de la historia, en el entorno de las entidades del campo no descartaban tras la asamblea en Entre Ríos un encuentro con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para los próximos días. La Mesa de Enlace reconoció en las últimas horas que existe diálogo con el funcionario, pero mostraron su descontento porque hasta el momento no se solucionaron los problemas de los productores, como el faltante de gasoil, la elevada presión impositiva, el desdoblamiento cambiario y la intervención oficial en los mercados, mediante las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, maíz y trigo.

“Siempre es el momento del diálogo y más aún frente a un conflicto mundial. Tenemos la convicción de seguir potenciando el diálogo con acción. Desde el gobierno nacional como desde nuestro ministerio, junto con los ministros provinciales, seguimos gestionando para darle certeza y previsibilidad a los productores”, dijo en las últimas horas el titular de la cartera agropecuaria. A todo esto, la máxima autoridad de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, opinó: “Hay con el ministro Julián Domínguez un ida y vuelta permanente, pero con pocos resultados. Y si los funcionarios quieren tener una relación con el sector más competitivo de la Argentina, deberán saber que el camino que eligieron no es el correcto”.

Otro desafío para la Mesa de Enlace

El tractorazo a Plaza de Mayo del pasado 23 de abril dejó heridas abiertas que todavía no cicatrizaron, en lo que es la relación entre la Mesa de Enlace y las bases de productores, especialmente con los sectores de autoconvocados. Hay mucho malestar todavía por la decisión de los presidentes de las entidades del campo de no sumarse a la movida en Capital Federal.

Una situación que derivó en cruces internos en las entidades, como por ejemplo en Confederaciones Rurales Argentina, donde su presidente Jorge Chemes mantiene diferencias con su Vicepresidente, Gabriel De Raedemaeker, quien no solamente adhirió al tractorazo sino también arribó a Plaza de Mayo acompañado junto a otros productores y dirigentes de Córdoba. Algo que quedó al descubierto ayer cuando la Mesa de Enlace de la mencionada provincia, si bien acompañó la Jornada Federal de Demanda, dio libertad de acción a los productores al momento de movilizarse.

Además, hay malestar en el interior productivo por la decisión de la Mesa de Enlace de organizar una protesta de apenas un día de duración, cuando el reclamo de los productores fue por medidas “más contundentes”. Uno de esos sectores que expresó su rechazo al accionar de los dirigentes fue un grupo de rurales del norte de la provincia de Buenos Aires, que ayer organizaron una asamblea en la ciudad de San Pedro. Entre los reclamos que elevaron surgió uno a la dirigencia agropecuaria: “Exigimos a la Mesa de Enlace a que asuma decididamente un rol valiente. De no sentirse capaces de semejante desafío, sería sano y oportuno buscar entre quiénes se sientan con capacidad de hacerlo”, expresaron.

Uno de los dirigentes que se refirió ayer a las diferencias con las bases, fue el presidente de CRA, Jorge Chemes. En la reunión de Gualeguaychú, expresó: “Esa demanda que hoy estamos presentando al Gobierno la vamos a conseguir todos juntos y unidos, pero no peleándonos entre nosotros. Tenemos que sumar en vez de restar. Si eso no sucede le estamos haciendo el caldo gordo al Gobierno, cuando observen que no tenemos la unión necesaria. Yo los convoco que trabajemos todos juntos. hay cuatro entidades para elegir. Si algo no les gusta, hay que cambiar desde adentro y todos unidos. Es la convocatoria que hacemos para ver una Argentina pujante y digna de ser vivida”.

 

Fuente:infobae.com