Cargando...
Tras el cierre de 30 frigoríficos que no pusieron cajas negras, piden una acción

Tras el cierre de 30 frigoríficos que no pusieron cajas negras, piden una acción "integral" contra la evasión

A casi un año de que empezara a regir el denominado Control Electrónico de Faena (CEF) o cajas negras en la industria frigorífica, para el Gobierno el balance es positivo. Durante este tiempo, 30 establecimientos fueron cerrados definitivamente por no adecuar sus instalaciones a la nueva normativa.

Así lo expresó a  Marcelo Rossi, director de Control Comercial Agropecuario de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, al realizar un análisis de la medida impulsada por el exMinisterio de Agroindustria de la Nación para combatir una de las patas de la evasión en la cadena de carnes.

Las cajas negras muestran el peso de cada media res a la vez que sacan una fotografía de la etiqueta de esa media res. En tanto, con cámaras de filmación instaladas en los palcos de faena se puede acceder a esa información requerida.

 

Más allá del balance que hacen en el Gobierno, en la cadena creen que debe avanzarse hacia un sistema "integral" con otros organismos para tener mayor control y aplicar sanciones.

En rigor, para Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), si bien hay eslabones de la cadena donde se ha mejorado, aún quedan puntos importantes a resolver. "La persuasión ayuda, pero no alcanza. El controlador brinda resultados objetivos, es como un control de velocidad, si no hay nadie que lo controle no sirve para nada", explicó y agregó: "Nosotros insistimos que debe haber un seguimiento integral junto a la AFIP, el Senasa, la Secretaría de Trabajo y las provincias, donde el brazo ejecutor sea la Dirección a cargo de Rossi".

"Todos tienen facultades para actuar. A los datos que brindan los controladores se debe mirarlos y actuar en efecto", dijo.