Cargando...
Sol, clientes y amigos en el anteúltimo de Ledesma

Sol, clientes y amigos en el anteúltimo de Ledesma

 

Relegado unos días por la lluvia, finalmente Ledesma y Arana concretó su remate mensual del mes de noviembre, como es habitual en la Rural de Tandil.

 

Tarde bien primaveral anticipaba lo que sería una subasta ágil y firme para las 1.035 cabezas embretadas por la consignataria. Todo dispuesto y pasadas las 15.30 se escuchaban los primeros martillazos para comenzar a caminar por los corrales.

 

Luis Ledesma, como cada mes, tomó la posta y dio inicio a las ventas. Primera fila de vacas gordas eran lo que marcaría el paso, a valores firmes de lo que sería esta nueva subasta. La continuidad la daban la manufactura y conserva, cerrando con los toros lo que sería la primera parte de hacienda a la balanza.

 

Aparecía el consumo, y una fila excelente de machos y hembras marcaban la continuidad sostenida que viene exponiendo mes a mes, y reflejaba la agilidad y la calidad en las manos de los compradores.

 

Una oferta de invernada acorde a la altura del año, mostraba novillitos y vaquillonas en gran parte de los corrales, dando cuenta de una categoría dominada por ejemplares más pesados que reflejaron buenos valores en cada una de las elecciones realizadas por los clientes. Para cerrar una tarde ágil y a buen ritmo, se cruzaba al otro sector de las instalaciones ferias para continuar con la colocación de los vientres anunciados principalmente de Cerro Segundo con buenos corrales de vacas con crías para el gusto y necesidad de los que se acercaron a la Rural de Tandil.

 

“Muy lindo remate, anunciamos más de mil cabezas. Entro toda la hacienda que teníamos así que estamos contentos, estamos terminando el año y trabajando”, declaró para Con Aire de Campo el titular y martillero, Luis Ledesma.

 
VALORES: