Cargando...
Siguen las quejas de los productores de soja y trigo por las restricciones del Banco Nación al acceso a líneas de créditos

Siguen las quejas de los productores de soja y trigo por las restricciones del Banco Nación al acceso a líneas de créditos

Si bien el Banco de la Nación Argentina aclaró que está cumpliendo con una normativa del Banco Central y que se mantiene vigente la oferta crediticia hacia el sector agropecuario, continúa el malestar en el campo por las restricciones a los productores de soja y trigo para acceder a las líneas de créditos MiPyme, según se anunció a través de una circular reservada de la entidad bancaria.

Según han comentado los productores, dicha circular sostiene que se ha suspendido de manera transitoria a partir del pasado 21 de diciembre la recepción de solicitudes dentro de las operatorias de productores de soja y trigo, independientemente si se trata de actividad primaria, secundaria o de manera marginal. Además, se informó que se contabilizarán aquellos acuerdos formalizados hasta el 18 de diciembre, siempre y cuando los productores cumplan con los requerimientos del Banco.

Frente a dicha decisión del Banco, los dirigentes de la Mesa de Enlace señalaron que “se trata de una medida que discrimina y cercena la posibilidad de financiamiento al sector más dinámico de la economía, que es un enorme generador de legítimas divisas del país, en momentos en los que la cosecha de trigo está en pleno desarrollo. Pareciera que una vez más buscan quitarle desarrollo y crecimiento al sector agropecuario, lo cual viola la Carta Orgánica de la entidad”.

Y en el mismo sentido se pronunciaron desde la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados. En un comunicado titulado “BNA: Banco de la Negación Agropecuaria”, expresaron: “Una vez más nos discriminan, una vez más nos atacan y una vez más nos perjudican. No es nuevo que el Banco Nación nos ponga palos en la rueda a los productores: las demoras para calificar carpetas crediticias, los requisitos que nos piden, la burocracia general que tomó la entidad ya es legendaria”.

Hay que recordar que por una decisión del Banco Central, todas las entidades bancarias están obligadas a ofrecer financiamiento a las pequeñas y medianas empresas a una tasa nominal anual del 30%, que luego termina siendo del orden del 35% por el impacto de los costos bancarios. Pero la Comunicación “A 7140” del mismo Central señala que los productores de soja y trigo pueden acceder al beneficio si comercializaron el 95% de ambas cosechas.

La explicación del Banco Nación

Mediante un comunicado de prensa, el Banco de la Nación Argentina ratificó que “la suspensión transitoria de asistencia financiera a MiPymes a una tasa subsidiada para soja y trigo, se adoptó a partir de la normativa del Banco Central de la República Argentina que exige la liquidación del 95% de la cosecha por parte de los productores”. Además, la entidad aclaró que se analizan “mecanismos de control más eficientes” para cumplir con esa exigencia regulatoria.

Por otro lado, el Banco informó que la medida “es temporal” y que no incluye al resto de los productores. “El banco ofrece muchas otras alternativas de financiamiento para el sector, como la financiación de exportaciones, las facilidades con la tarjeta AgroNación, los descuentos de cheques de pago diferido y, al menos, otras 5 líneas crediticias de beneficio directo para el sector agropecuario”, manifestaron desde la entidad.

Por último, los productores autoconvocados recordaron que el artículo 2 de la Carta Orgánica del Banco Nación señala que hay que apoyar a la producción agropecuaria y promoviendo su eficiente desarrollo. “Nosotros vamos a seguir trabajando. No van a doblegar nuestro espíritu y optimismo. A lo mejor no entendemos que la dirigencia que nos gobierna quiere el Banco para ellos. Esperamos que esta sea la última mala noticia del 2020. Estamos pagando más impuestos que nunca antes en la historia y ahora el Banco oficial del país nos deja sin créditos y otras herramientas financieras”, agregaron.

(FUENTE: Infocampo).