Cargando...
Mujeres rurales. La primera dama Fabiola Yáñez se sumó a una campaña

Mujeres rurales. La primera dama Fabiola Yáñez se sumó a una campaña

La primera dama, Fabiola Yañez, lideró una reunión en la Quinta de Olivos para profundizar en la campaña de la Food and Agriculture Organization (FAO) y la Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes (Alma) "Mujeres rurales, mujeres con derechos", que permite visibilizar el rol productivo y social de las mujeres en los sistemas alimentarios. La campaña "Mujeres rurales, mujeres con derechos" comenzó en 2016 con el objetivo de instalar la problemática en la agenda nacional. La campaña 2020/2021 tendrá su lanzamiento el 29 de julio.

Participaron de la reunión el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; la presidenta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Susana Mirassou y la titular de la Unidad Gabinete de Asesores, Diana Guillén.

 

Los participantes pusieron como objetivo común la creación de "sinergias y espacios de diálogo" para la promoción de los derechos de las mujeres ruralesEl Inta, que depende de la cartera dirigida por Basterra, cuenta con una plataforma de Género e Infancias y Adolescencias, que puede contribuir a resolver problemas y aprovechar oportunidades en relación a la equidad de género y mejora de las condiciones de vida.

Basterra, Mirassou y Guillén habían participado ayer de una capacitación en género. En el marco de la implementación de la Ley Micaela (27.499), el equipo de formación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad ofreció a la cartera agropecuaria una actividad de concientización sobre la importancia de implementar políticas públicas con perspectiva de género y diversidad.

En esa oportunidad, Guillén señaló la importancia de llevar estas reflexiones al sector. "Las mujeres que trabajan en este ámbito y que ocupan un lugar central en la organización familiar, son invisibilizadas", dijo Guillén. "Por primera vez este Ministerio comprende una política de género y diversidades formalmente establecida: esto es totalmente revolucionario dentro del ámbito de Agricultura", agregó.

Por su parte, Mirassou aseguró que la perspectiva está presente en iniciativas como Pro Huerta y Cambio Rural. "Creamos plataformas de géneros, infancias y adolescencias, y trabajamos en mejorar las condiciones de los distintos ámbitos del trabajo agropecuario", indicó la presidenta del Inta.

Según la FAO, el concepto de mujer rural incluye "tanto a las mujeres que se dedican a trabajos agrícolas como aquellas que se ven obligadas a migrar a zonas rurales y a dedicar sus vidas a empleos rurales no agrícolas", ya que todas ellas se ven excluidas de diversas oportunidades y servicios. Los principales obstáculos son "dificultades en el acceso a la tierra, al agua, al crédito, a los servicios de extensión, y capacitación y a la asistencia técnica".

Según la FAO, "la invisibilidad de la vida productiva y reproductiva de las mujeres rurales oculta información. No está claro cuando empiezan las tareas de la casa y la familia y cuando termina el alimentar a los animales, lo que repercute en una intensificación de la carga de trabajo de las mujeres en una doble y triple jornada que implica una inversión de tiempo y energía excesivos".

"La mujer de campo es como el comodín: siempre donde se precisa", dice Marcela, productora de Luján, en un video realizado por la FAO en 2016. "Las mujeres trabajan más", asegura en el mismo video Esperanza, productora de Berazategui. "Los hombres a las diez de la noche se bañan y ven el partido. La mujer no: tiene que terminar de limpiar la casa y preparar para el otro día la ropa", explica Esperanza.

(FUENTE: La Nación Campo)