Cargando...

"Lucha sin tregua". El duro mensaje del gremio lechero a la industria

El gremio de la industria lechera, Atilra, alertó sobre posibles nuevas medidas de fuerza por un conflicto que mantiene con las empresas del sector y alejó las posibilidades de un entendimiento.

Atilra y las empresas del sector acordaron una suba salarial del 13,6% por la inflación de enero a junio pasado. Pero se trabaron en otro punto. Para el sindicato, es porque, en medio de la pandemia por coronavirus, las empresas no quieren concretar un aporte extra para la obra social. Las empresas, en tanto, dicen que ya hicieron una contribución y lo que está en discusión es la pretensión de un aporte directo al mismo sindicato. La pelea es, según las partes, por un monto que va de $170 a $300 millones.

Anoche, las empresas del Centro de la Industria Lechera (CIL) emitieron una comunicación diciendo que harán efectivo el pago salarial acordado, pero no hicieron mención al otro planteo del gremio.

En este contexto, el gremio, que hizo un paro por 24 horas el lunes pasado y mantiene hasta el domingo próximo un quite de colaboración, cruzó con dureza a las empresas.

"¡Hasta acá hemos llegado, es acuerdo integral o nada!", dijo Atilra en un comunicado. Luego alertó: "Permaneceremos alertas y movilizados y llevaremos adelante asambleas en todo el país porque no queremos patrones paternalistas; la salud es un bien social y no una mercancía que se vende al mejor postor. Sepan que cuando los patrones nos jubilan y se olvidan de nosotras y nosotros, la organización sindical y la obra social nos cobija y se hace eco de nuestras necesidades", señaló.

Atilra calificó de "lucha sin tregua" su reclamo y rechazó que "unilateralmente" las empresas quieran hacer una recomposición salarial.

"Ahora pretenden recomponer los salarios unilateralmente cuando al comienzo nos habían hecho saber que no había un centavo en las empresas, palabras vertidas por los presidentes de ambas cámaras (CIL y Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias Lácteas). Les comunicamos que no nos van a extorsionar con plata", apuntó.

"No nos dejaremos comprar con unos pesos que nos pongan en los bolsillos si el objetivo es desguazar a la Obra Social y después aniquilar al sindicato, herramienta de protección y unión de todas y todos los trabajadores lecheros del país y que si no hubiese sido por esta organización no estaríamos protegidos y enmarcados en nuestro convenio CCT 2/88", dijo.

El gremio señaló que colaborará con las empresas que, indicó, sí aceptaron su pedido. En rigor, según trascendió, un puñado de firmas accedió al reclamo general del sindicato al margen de la cuestión salarial. "Indicamos que la lucha es sin tregua y en este solidario barco que es Atilra no hay tirantes para las ratas", precisó.

La respuesta de la industria

En un comunicado, anoche las empresas del CIL señalaron que, más allá del acuerdo salarial, "accedió incluso a incorporar una contribución extraordinaria a Ospil, obra social de Atilra, por cada trabajador de la industria láctea que revista al presente como afiliado a la misma".

Según la industria, Atilra rechazó "las propuestas que sobre ese último aspecto fueran formuladas" y este miércoles -por ayer- no fue a la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La industria señaló, no obstante, que "en prueba de la buena fe de esta parte, y priorizando el dar cumplimiento de lo comprometido a los trabajadores" sus empresas pagarán en los próximos días el esquema de incrementos. Otorgará un incremento del 13,6% aplicado sobre el básico conformado vigente a abril de 2020, retroactivo a julio 2020, más "una suma de naturaleza no remunerativa que será aplicada de forma mensual" con 4% agosto y septiembre, 8% octubre y noviembre y 12% diciembre.

"En enero 2021 se llegará al incremento total del 28% por ciento calculado sobre el básico conformado, vigente a abril de 2020", dijo el CIL.

La industria desmintió, por otra parte, que ayer se hubiera tirado leche. "En relación a expresiones en medios gremiales referidas a que en el día de hoy la industria prefirió tirar leche antes que donarla a la población necesitada, queremos aclarar enfáticamente que ninguna de las empresas de la Cámara descartó materia prima y que muchas de ellas participan de distintos proyectos solidarios llevados adelantes por distintas ONGs, que incluso han sido obviamente reforzados en el actual contexto de pandemia", indicó.

"Seguimos apelando a la sensatez para lograr un acuerdo favorable a ambas partes, en un marco de paz y buena fe en las negociaciones", agregaron las empresas.

(FUENTE: La Nación Campo).