Cargando...
Lindo embrete para abrir el calendario en Juárez

Lindo embrete para abrir el calendario en Juárez

La firma Martín G. Lalor inauguró sus subastas en la localidad de Benito Juárez. El jueves 15 de marzo con un poco más de 2400 cabezas, completó gran parte de las instalaciones ferias en lo que fue su remate gordo, invernada y cría.

 

Equipo completo, encabezado por Martín Lalor, se hacía presente en la plaza que tiene a Pablo Basile como representante. Una interesante fila de gordo abría la tranquera, para que Agustin Lalor, comenzara a machacar el hierro y colocar las haciendas ofrecidas.

 

Novillos que fueron para invernada, vacas gordas, la manufactura y conserva, junto con los toros eran la punta de lanza de lo que sería una importante cantidad de invernada, tanto en machos como en hembras. A valores estables, pero sin locuras en precio los operadores que buscan hacienda gorda se fueron quedando con los primeros corrales.

 

La camioneta buscaba el corral 117, los compradores la sombra, y llegaba el momento de empezar a ver las manos que acudieron por la invernada anunciada. Como de costumbre, los machos era lo que se ofrecía primero y, ante las calculadoras al rojo vivo, las manos comenzaron a aparecer.

 

De un lado y del otro llegaban las ofertas, mostrando firmeza y agilidad que en esta época del año, y ante las condiciones adversas del clima, no son fáciles de ver. Diferentes zonas de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé fueron el destino de los corrales de machos que ofrecía la Capital de la Amistad.

 

Momento de la hembra, calidad expuesta en los corrales, daba la continuidad que venía sosteniendo el macho. Se sostenían las manos y, evidentemente, la disposición para elegir cada corral estaba. Agustín, entre la tierra y el sol trataba de ver la oferta, y el equipo, debajo de las plantas a puro grito las hacía llegar.

 

Los vientres suelen ser la parte dura, porque se analiza, se proyecta lugar donde colocarlo y se piensa en el campo que queda para poderlo albergar. Con algún trabajo más, se abrieron poco a poco las ofertas y acorrales corridos se fueron colocando cada una de las categorías ofrecidas, desde vaquillonas preñadas hasta vacas paridas.

 

No hace falta más que ver volar la tierra en la feria para darse cuenta que la lluvia se está haciendo desear. El primero en Benito Juárez se fue, pero con la promesa que en no más de 60 días, Martín Lalor y su equipo, en esa misma feria nos vuelva juntar.

 

 
RESULTADO: