Cargando...
Lácteos. Un avance en la negociación salarial podría terminar con el conflicto

Lácteos. Un avance en la negociación salarial podría terminar con el conflicto

Luego de una tercera reunión entre representantes gremiales y empresariales, se vislumbra un final para el conflicto salarial que involucra a la industria lechera desde hace varias semanas. Las partes mantendrán una cuarta reunión pasado mañana.

A diferencia de las anteriores, que fueron virtuales, la próxima audiencia tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo. Tanto desde el gremio como desde el sector empresario consideraron que el hecho de que la reunión sea presencial habla de la posibilidad de que se llegue a un acuerdo.

Según la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), la reunión de hoy representó un avance. "Si bien no se llegó a ningún acuerdo, se acercaron las posiciones de negociación", afirmaron desde el gremio.

El acta de la audiencia indica que las cámaras -el Centro de la Industria Lechera (CIL) y la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel)- se ofrecieron a incorporar la suma de $4000, que se viene pagando a cuenta de la paritaria 2020, a los básicos del convenio a partir de julio.

Además, se adicionaría una suma de naturaleza no remunerativa de $2667 a las liquidaciones salariales entre julio y septiembre de 2020 para luego incorporar esa suma proporcionalmente a los básicos y adicional remunerativo. Por último, se prevé la realización de la revisión y cierre de la paritaria en diciembre de este año.

Según los cálculos de CIL y Apymel esto significaría que los salarios de junio (básico de $48.679 y adicional remunerativo de $6248) se incrementarían en julio a $52.679 de básico y $6762 de adicional remunerativo más la suma fija de $2667. En septiembre en el básico alcanzaría los $55.346 y el adicional remunerativo, los $7104.

En la reunión pasada, la oferta de las cámaras había sido algo menor: además de los $4000 a cuenta de la paritaria 2020, se ofrecía una suma no remunerativa de $1167 entre julio y diciembre de este año. Esta oferta también había sido considerada insuficiente por Atilra.

Durante la reunión, las partes también trataron otras cuestiones conflictivas. Atilra acusó a las cámaras de no ser representativas de las empresas que las conforman y expresó su descontento con la ausencia de Sancor (que no forma parte de CIL) de la mesa de negociaciones, mientras que las empresas afirmaron que hubo denuncias de violación a la conciliación obligatoria. Ambos lados rechazaron de plano las acusaciones arrojadas.

Desde principios de julio, Atilra reclama un aumento de sueldo en línea con la inflación mientras que, desde las empresas, se señala que los sueldos aumentaron un 73% respecto de los de 2019.

Sin embargo, según Atilra, gran parte de eso corresponde a los aumentos que se habían negociado en 2018 y 2019 y que aún no se habían terminado de pagar.

La conciliación obligatoria, que vencía hoy, se extendió hasta el lunes 10 de agosto. En tanto, de la reunión de este miércoles participarán dos representantes de Atilra, dos de CIL, dos de Apymel y dos de la cartera laboral.

(FUENTE: La Nación Campo)