Cargando...
La fuerte queja de una entidad a Fernández por la presión al campo

La fuerte queja de una entidad a Fernández por la presión al campo

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) criticó con dureza la advertencia del presidente Alberto Fernández de subir las retenciones o poner cupos a las exportaciones si no hay una baja en los precios de los alimentos. Según la entidad, eso implicaría volver a "recetas fracasadas". Además, se quejó de que el jefe de Estado ponga a los productores como "enemigos necesarios".

En una entrevista con Página/12, el presidente Alberto Fernández expresó: "El Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones o poner cupos, decir esto no se exporta. Y no hay mucho más tiempo para que decidan".

"Las declaraciones del presidente Alberto Fernández de querer aumentar las retenciones de los productos agropecuarios, simulando querer resolver un problema en el precio de los alimentos, principalmente ocasionado por el enorme déficit fiscal y la incapacidad para controlar la inflación, vuelve a colocar a los productores agropecuarios como los enemigos necesarios para una lucha que revitalice una épica electoral anacrónica y perimida", dijo Carbap.

"Pareciera que en año electoral las acciones de gobierno deben estar solo enmarcadas en la gesta electoral, en busca de épica y financiamiento extra. Volvemos a las recetas fracasadas de hace 13 años atrás. El resto de los países avanzan y evolucionan, y nosotros en nuestro país seguimos estancados e involucionando", agregó.

Carbap se preguntó si a Fernández, entonces jefe de Gabinete en el conflicto de 2008 por las retenciones móviles, "no le quedó claro" que "los productores no tienen capacidad real de influir en el precio final que pagan los consumidores por los alimentos".

"Los productores no son formadores de precio, son tomadores de precios, los miles de productores dispersos por el país ¿cómo podrían incidir en el primer eslabón de una cadena y determinar el precio que paga el consumidor cuando ni siquiera puede incidir en el propio precio al que vende su producción?", señaló.

Remarcó que la incidencia de los productores en el precio de los alimentos "no supera el 20%, siendo el otro 80% originado en variables macroeconómicas que su administración debiera controlar".

(FUENTE: la Nación Campo).