Cargando...
La cuarentena hizo caer hasta un 40% los precios del asado e incluso vale dos veces menos que un kilo de helado

La cuarentena hizo caer hasta un 40% los precios del asado e incluso vale dos veces menos que un kilo de helado

En medio de la cuarentena por el coronavirus, que llevó a una baja de hasta el 35% en su consumo por el cierre de restaurantes y parrillas , los precios del asado ya bajaron hasta un 40%, según destacaron en la cadena cárnica. Este fin de semana hubo numerosas ofertas en supermercados. El kilo que estaba de $350 a 380 pesos antes de la pandemia ahora va de $219 a 230 pesos en supermercados.

Para comparar, hay heladerías de primera marca que ofrecen hasta dos veces más que esos precios el kilo de helado. Por otra parte, si se lo ve a valor dólar blue, el kilo de asado hoy está a menos de US$2.

Al comienzos de la cuarentena, la gente en los supermercados hizo fuertes compras de carne vacuna por temor a faltantes. Luego, la demanda se normalizó. En tanto, a medida que se producían los cierres de restaurantes y parrillas, sumado a la falta de reuniones familiares, los stocks de asado y otros cortes parrilleros empezaron a acumularse en las cámaras frigoríficas. En esa línea, ante la caída de la demanda, los cortes empezaron a salir con precios más bajos. Por otra parte, las milanesas y cortes de ollas se han afirmado en los precios.

"La baja del consumo y del precio (del asado) se produjo ni bien comenzó la cuarentena. En el verano se vendía a $350 el kilo y a la salida de las vacaciones comenzó el aislamiento y también un descenso en el precio de hasta un 40% ", dijo Genaro Morrone, propietario del frigorífico Federal y dueño de carnicerías en el conurbano.

En coincidencia, Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, expresó que el carnicero, para no quedarse con el stock del asado en sus heladeras, lo igualó con otros cortes. Remarcó que los valores tan bajos del asado en algunas góndolas podrían responder a cortes de categorías más pesadas, como vacas o novillos pesados, pero no animales más livianos y especiales.

"Lo que la gente no lleva son los cortes que tienen contrapeso de hueso. Por este motivo, el carnicero lo oferta para hacer competencia y sacárselo de encima. La falta de trabajo produjo una disminución en el consumo, donde en épocas normales es la actividad de construcción quien más consume asado en el conurbano", remarcó.

En tanto, para Carlos Riusech, CEO del frigorífico Gorina, el motivo de la caída del precio fue la desaparición del miedo a un posible agotamiento del stock que hubo en un principio de la cuarentena. En esta línea, a medida que pasó el tiempo la gente entendió que eso no pasaba y la manera de comprar volvió a su cauce normal.

"Se vendía como en una época de Fiestas de Fin de Año por temor al desabastecimiento. En las grandes cadenas, el asado siempre es un ancla, un llamador para ir al supermercado a comprar. Es un corte bandera, una estrella dentro del consumo. Si ponen el lomo en oferta el impacto no es el mismo", explicó.

Y aclaró que, "en plena cuarentena, pasaron tres de las fechas claves y emblema de consumo del asado, como fueron el domingo de Pascuas, el 1º de mayo y el 25 de mayo, que favorecen siempre al consumo de asado, que hoy está resentido por el aislamiento".

En este contexto, Morrone contó que también bajaron las ventas y los precios de los bifes, de otros cortes parrilleros y las menudencias. "Los riñones de $160 pasaron a $60. En cambio las mollejas y chinchulines, que no tienen precio, se están congelando en las cámaras y no se saca más cantidad al público porque no se vende. El bife de chorizo, por ejemplo, que se podía vender a $500, hoy está $350 y se utiliza para reemplazar a un churrasco de cuadril", expresó.

Hace diez días, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) presentó un informe remarcando que el precio de la carne vacuna ya presentaba en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) una baja del 2,3% respecto de la última semana de abril y una merma del 1,3% con respecto al valor promedio de todo el mes de abril . Dicho documento señalaba que el asado había sufrido un descenso "levemente de su precio (-1,4%)" en el caso de los súper e hipermercados".

(FUENTE: La Nación Campo).