Cargando...
Inseguridad: tuvo media sanción un proyecto para identificar los campos bonaerenses

Inseguridad: tuvo media sanción un proyecto para identificar los campos bonaerenses

En medio de los distintos casos de abigeato, roturas de silobolsas y robos, la Cámara de Diputados bonaerense dio media sanción a un proyecto de ley que crea un sistema de identificación de tranqueras.

Si bien hay varios distritos bonaerenses en donde ya se implementaron sistemas similares, la iniciativa busca aunar en un solo programa provincial la seguridad en las áreas rurales, a través de la colocación de chapas georreferenciadas en las tranqueras de acceso a los establecimientos.

La autora del proyecto, Natalia Sánchez Jáuregui, del Partido Fe que se referencia en el gremio de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), explicó que lo que se busca es combatir no solo la inseguridad rural, sino "también los incendios y temas relacionados a la salud, a través de un mapa interactivo dirigido a la policía y a los bomberos y hospitales bonaerenses".

Según contó la legisladora, cada propietario deberá adquirir y colocar las chapas identificatorias georreferenciadas en cada una de sus tranqueras de acceso a sus establecimientos rurales. Asimismo, deberán bajarse una aplicación en sus dispositivos móviles que servirá para armar el mapa interactivo digital. "El sistema es accesible y solo tendrán el costo de las chapas que tienen valores entre los $200 y $500, cada una", señaló.

Por otra parte, el proyecto de ley pone la administración del programa en manos del Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo de Sergio Berni. "Se busca unificar la plataforma, que sea obligatorio para todos los productores y que la herramienta perdure en el tiempo", sostuvo.

En la actualidad, más de ocho municipios ya están implementando hace un tiempo sistemas parecidos de seguridad, tal es el caso de General Paz, San Miguel del Monte, Saladillo, entre otros.

En este sentido, Alejandro Repetto, coordinador de la Comisión de Seguridad de Carbap, señaló que el SOS rural ya está en marcha hace algunos años y que cada distrito lo organizó a nivel local a través de ordenanzas municipales o de entidades rurales.

"Se logró una gran adhesión por parte de los productores. En el municipio de Saladillo la chapa identificatoria está conformada por cinco números, donde el primero corresponde al cuartel y los siguientes son correlativos por tranquera", detalló.

Para el dirigente, existe una diferencia sustancial entre los programas ya implementados en los municipios con el proyecto de ley y "es el tema de la comunicación". Mientras el primero es a través de un llamado al 101 donde se comunica al destacamento policial el siniestro y el número de chapa de la tranquera, en el propuesto por Sánchez Jáuregui se debe comunicar a través de aplicación digital.

"Es mas sencillo y funciona. El productor llama al 101 y con la georreferencia ya le salta a la patrulla rural donde está el campo. El proyecto de ley no toma en cuenta el problema de la conectividad que existe en la provincia. Internet no es lo mismo que el llamado", dijo y agregó que "con este tipo de cosas le complicás la vida a la gente de campo que no se familiariza con bajarse las aplicaciones".

En este sentido, la diputada reconoció el problema de conectividad que existe y por este motivo también presentó un proyecto de declaración en la Legislatura para promover cuestiones relacionadas con la conectividad.

Según contó Repetto, desde el minuto cero que en la mayoría de los productores hubo una gran aceptación al sistema de seguridad de las tranqueras, pero que algunos pocos son reticentes porque tienen miedo que con el número de chapa "les marquen el campo" y que tenga un efecto contraproducente.

Por último describió que el programa en las diferentes zonas fue un trabajo mancomunado entre los municipios, las sociedades rurales locales, los productores y la policía. "En Saladillo, para que el productor no pague nada, el aporte de dinero para las chapas lo hizo la Rural local, el municipio puso los implementos y la mano de obra estuvo a cargo de la patrulla rural", concluyó.