Cargando...
El Mercado de Liniers bajó tras una buena oferta y en medio de un pedido del Gobierno

El Mercado de Liniers bajó tras una buena oferta y en medio de un pedido del Gobierno

Los precios de la hacienda en el Mercado de Liniers bajaron hoy en medio de una abundante oferta y luego de que se conociera un pedido del Gobierno a matarifes y representantes de operadores del mercado interno para que los valores no se disparen. Los carniceros vienen denunciando que la carne les llega con incrementos que, afirman, no pueden dejar de trasladar al público.

El viernes pasado, en esa plaza el Índice General aumentó un 9,24%, de 77,462 a 84,621 pesos, pese a que hubo una oferta abundante de 11.712 vacunos. Esta mañana el mercado contó con 11.374 cabezas y las bajas en ese indicador estaban por encima del 3 por ciento.

Las subas habían alarmado al Gobierno en medio de la emergencia por el coronavirus. Los aumentos en rigor obedecieron a varios factores, entre otros las mayores compras de carne del público en las carnicerías previo a la cuarentena y la reducción del ritmo de trabajo en algunas plantas por la necesidad de licenciar trabajadores de más de 60 años para evitar contagios.

Los incrementos repercutieron en las carnicerías. Según Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, la semana pasada a los carniceros el kilo de la media res les llegó con subas de 8 a 10 pesos y tuvieron que trasladar al público. Hoy, indicó, un kilo de milanesa ronda los $450 y el roast beef y la paleta 380 a 400 pesos el kilo.

El Gobierno pidió a matarifes de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores que se eviten más subas en la hacienda. Lo mismo solicitó a operadores del mercado interno. En realidad, como en Liniers no se vende carne sino hacienda en pie, el pedido fue para que a las carnicerías la media res llegue a no más de $210 el kilo, contra los 220/240 pesos el kilo que se vino pagando. La sugerencia, no obstante, actúa para toda la cadena.

Según fuentes consultadas, el mercado se comportó hoy más en línea de la abundante oferta que por la sugerencia del Gobierno. Sin embargo, operadores que recibieron el pedido de las autoridades afirmaron  que la plaza sí estuvo influida por esa suerte de "recomendación".

"Tuvimos un volumen muy importante para la época, hubo operadores que no llegaron (por los controles en los accesos) pero llamaron por teléfono. Hubo comentarios sobre ese pedido a un sector por el precio de la carne, no de la hacienda; no llegó a influir por la abundante oferta", señaló el operador consultado.

"Los precios se regularon por la oferta y la demanda, si bien se escucharon esos comentarios", agregó otra fuente.

Desde la cámara de los matarifes, adonde llegó el pedido de funcionarios de la Secretaría de Comercio y del Ministerio de Agricultura, indicaron que "los precios estuvieron más tranquilos".

Una fuente de ese sector dijo que, si bien hubo una buena oferta de hacienda que hizo que bajen los valores, el pedido del Gobierno sirvió para "crear conciencia" de que "los precios tienen que tranquilizarse".

Por el coronavirus, en Liniers no hay remates sino ventas al oído donde un interesado contacta directamente al consignatario que está en el mercado.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se comunicó esta mañana con el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Habló de varios temas, entre otros de las versiones en torno de Liniers. El funcionario le aseguró que no hay decisión de intervenir en ese mercado.

"Hablé con Basterra y me dijo que no hay intención de parte del Gobierno de ninguna intervención", señaló. "Obviamente se necesita que se mantengan los precios y no se disparen, pero nada más que eso", agregó.

Los carniceros se quejan

En tanto, desde las carnicerías se quejan que la media res les llega con subas. "La carne viene aumentando desde hace un mes, pero la semana pasada lo hizo de golpe, con 8 a 10 pesos más el kilo de la media res. Lo tuvimos que trasladar", contó Williams. Agregó que al público hubo subas de 15 a 20 pesos.

El presidente de la cámara de carniceros de la Capital Federal celebró el pedido del Gobierno para que no se dispare el valor de la hacienda. "Me parece perfecto pero hay que hacerlo cumplir. Esperamos que Liniers se normalice porque los precios están recontra actualizados", dijo. Prometió que el carnicero bajará los precios si hay mermas del producto que llega a las carnicerías. "El carnicero está desesperado por vender", acotó.

Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), contó que habitualmente en Capital Federal hay un 15% de consumo que se da en restaurantes y parrillas. Al haber comercios cerrados por el coronavirus más que alzas se darían bajas en los precios.

 

Fuente:lanacion.com