Cargando...
El embarque de granos se verá afectado por un paro de trabajadores portuarios

El embarque de granos se verá afectado por un paro de trabajadores portuarios

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA) anunció un paro por 24 horas que afectaría la exportación de granos durante el jueves. Esta medida de fuerza no afectaría la descarga de camiones en los puertos, ya que lo único que se vería afectado sería el embarque.

En la práctica, la medida implica que no habrá servicio de remolcadores para buques que deban entrar o zarpar de los puertos del país, no se prestará el servicio de guincheros para la carga o descarga de contenedores o carga a granel. Tampoco navegarán buques de bandera nacional o de terceras banderas tripulados por personal argentino, especialmente en lo que a cabotaje marítimo y fluvial atañe.

En tanto, no trabajarán los astilleros públicos y privados ni los talleres navales de reparaciones, y todo el personal administrativo de la Marina Mercante cesará totalmente sus tareas.

Desde Agroentregas informaron que por el momento habrá descarga normal en los puertos. "En el caso de que el paro se extienda podría complicarse la descarga", advirtieron.

El reclamo de FeMPINRA incluye una variada lista de reclamos sectoriales, pero no incluye demandas salariales: "Salimos a la calle porque queremos puertos, depósitos fiscales y astilleros que garanticen la industria naval y la marina mercante", señalaron. Cabe señalar que habrá una movilización al Ministerio de Trabajo.

COMUNICADO DE FEMPINRA

A continuación reproducimos el comunicado:

"A lo largo de los últimos años y en distintas administraciones nuestra Federación formuló una serie de propuestas tendientes a ir resolviendo los desafíos que implican el nuevo perfil del comercio exterior.

Lamentablemente a finales del año pasado el Poder Ejecutivo vetó los instrumentos que apuntaban a recuperar la industria naval y la marina mercante, resignando de esta manera la presencia de la bodega nacional en nuestras aguas y la construcción naval en nuestros astilleros.

Al mismo tiempo los proyectos de transformación necesarios para las inversiones en el perímetro portuario (tal es el caso de las concesiones) a pesar de arduas negociaciones no terminan de otorgar precisiones ni seguridad acerca del empleo.

Todo ello se da en un contexto sacudido por la crisis financiera y el reingreso al escenario nacional del FMI.

De nada vale declarar que este organismo financiero no tiene ahora el pensamiento de los ´90. Los trabajadores sabemos en carne propia que su recetario fue el que envió a la calle a portuarios en el año ´95, a marítimos con la privatización de ELMA y la Flota Fluvial, a navales con la destrucción de la industria.

Siempre la razón esgrimida ha sido y es la cuestión fiscal, el cierre de la cuentas públicas, el equilibrio de la nación, pero la Nación son hombres y mujeres que no pueden ser tratados como números. Siempre la razón ha sido el bendito costo laboral, ¿acaso fue el costo el que provocó la corrida bancaria? alentando la especulación, el dinero fácil que en lugar de ayudar a la producción se esfuma en manos de los vivos de siempre.

La verdadera razón es que el programa económico no funciona, la inflación no cede, el consumo se cae, los servicios aumentan y nosotros no queremos ser víctimas de los errores cometidos.

Por lo tanto los gremios nucleados en la FeMPINRA resolvemos:

  • Exigir la plena reactivación de los astilleros de Río Santiago y la renovación de nuestra flota pesquera.

  • Reiterar la anulación del Impuesto a las Ganancias y Paritarias libres.

  • Prorrogar las concesiones actuales del puerto de Buenos Aires hasta la finalización de las obras de infraestructura concernientes a la terminal      Exterior y rechazar cualquier tipo de despidos en el sector.

  • Rechazar los vetos aplicados a las leyes que permitan desarrollar la Industria Naval y la Marina Mercante.

  • Cuestionar los acuerdos pesqueros con los países nórdicos y Gran Bretaña que lesionan el interés nacional, descuidando la soberanía y el recurso ictícola. 

  • Exigir políticas de igualdad de condiciones en el sector de producción de arena y empresas de dragado.

  • Reclamar en carácter urgente el saneamiento del servicio de transporte fluvial de pasajeros del Delta bonaerense, que afecta a 15.000 personas aisladas y cientos de familias sin educación ni atención médica.

  • Reclamar la participación de los trabajadores del sector en las negociaciones de los tratados de transporte del Mercosur en la Unión Europea.

  • Demandar el inmediato abastecimiento de combustibles para “bunker” que garantice la continuidad de la actividad y las respectivas fuentes de trabajo.

  • Denunciar que en las últimas órdenes de reparación de armadores argentinos, Tandanor produjo sobreprecios nunca antes vistos, ocasionando una distorsión en la producción que pone en riesgo la planta.

  • Realizar un paro por 24 horas el 24 de mayo a partir de las 10 horas con movilización al Ministerio de Trabajo (MTEySS).

· Solicitar a la CGT que se pronuncie sobre estos problemas y convoque a un paro general"