Cargando...
Cumple 66 años el querido Rastrojero, insignia de la industria nacional

Cumple 66 años el querido Rastrojero, insignia de la industria nacional

El Rastrojero fue, es y será una marca registrada dentro de la historia de la industria automotriz de Argentina.

Confiable, económico, robusto y con una gran capacidad de carga, fue un gran aliado de la clase trabajadora durante sus casi 30 años de producción.

Fabricado por Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME), fue lanzado el 1 de mayo de 1952, convirtiéndose en el primer vehículo de fabricación a gran escala del país.

Su diseñador fue el ingeniero aeronáutico Raúl Salvador Gómez, quien murió el 15 de diciembre de 2014 en Rosario. Tenía 90 años.

A pocos días de su 66° aniversario, haremos un repaso de la historia de este compañero de trabajo que ofreció sus servicios hasta 1980.

El Rastrojero toma su nombre de la palabra "rastrojo", lo que remite a su andar sobre el campo. Un vehículo rural que nació con cierto vínculo con el Willys (los primeros motores nafteros 2.2 litros de 65 caballos que provenían de tractores Empire en desuso) pero que después pasó a tener propulsores diésel de origen Borgward (1.8 litros de 42 caballos), fabricados en la planta bonaerense de Isidro Casanova, que se convirtieron en su única oferta mecánica a partir de 1954.

La caja de transmisión también era Borgward, de 4 velocidades, mientras que la del Rastrojero naftero sólo tenía 3 marchas.

La primera serie del Rastrojero tuvo lugar entre 1952 y 1964, año en el que recibió pequeñas modificaciones estéticas que le permitieron actualizarse en un mercado que ya presentaba distintos competidores como la Estanciera y el Baqueano, ambos de IKA, y las pickups Ford F-100, Chevrolet C-10, Dodge D-100 y Siam Argenta.

Estéticamente el "nuevo" Rastrojero cambió el parabrisas dividido o "partido" por uno entero y un poco más grande, al igual que la luneta; el parante trasero de la cabina fue angostado y se cambiaron los guardabarros delanteros. También se introdujo una inédita versión doble cabina, mientras que mecánicamente se aumentó la potencia del motor Borgward de 42 a 52 caballos de fuerza.

En 1968 se lanzó la nueva generación, conocida como "Caburé". Los cambios fueron tan radicales que prácticamente era otro vehículo.

En la trompa no quedaron huellas de su pasado. La gran boca de la parrilla ya no contaba con los rayos horizontales, sino con una especie de cuadrícula. El modelo, además, se ofreció en varias versiones: caja de madera, caja metálica, chasis con cabina, furgón, ambulancia, rural y doble cabina con 2 o 4 puertas, taxi (Conosur).

A partir de 1971 se introdujo el motor diésel Indenor, fabricado por Borgward bajo licencia Peugeot-Ricardo. Mientras que en 1974 se actualizó levemente el diseño de la carrocería.

El cierre de Industrias Mecánicas del Estado en 1980 (en 1956 IAME pasó a denominarse DINFIA, creándose IME S.A), por intervención del entonces Ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz, marcó el final del Rastrojero justo cuando dominaba el mercado de las pick ups gasoleras con el 78% de participación.

En total se produjeron 140.000 unidades de este clásico de nuestra industria (sin contar las versiones frontales lanzadas a partir de 1969), que también fue exportado a Cuba, Chile, Perú, Uruguay y Bolivia.

Se viene el "Rastrojerazo"

​En conmemoración a los 66 años de la presentación en sociedad de este noble utilitario, el Club IAME y Fans del Rastrojeroorganizarán para el 1° de mayo una caravana de Rastrojeros de todas las épocas.

El punto de encuentro será el Museo Histórico Nacional(Defensa al 1600, en el barrio porteño de San Telmo), a partir de las 10 de la mañana.

El evento, abierto y gratuito para quienes tengan o no un Rastrojero, será a beneficio del Hogar de Niños Asunción de la Virgen. Por eso es importante que todos los presentes lleven artículos de limpieza e higiene, que serán de mucha utilidad para la comunidad del hogar.

(FUENTE: www.clarin.com)