Cargando...
Cuáles son las nuevas razas adaptadas al paladar argentino

Cuáles son las nuevas razas adaptadas al paladar argentino

Hace casi 20 años que en Argentina se incorporaron nuevas razas ganaderas, con la expectativa de producir carne de calidad en entornos difíciles. Jorge Galotta, Director de la carrera de Ingeniería Agronómica de la UCA, contó cuáles son las características de estas razas y qué se espera a futuro.

En primer lugar, Galotta indicó que la tendencia es buscar una combinación de genes de distintas partes del mundo: "Estas razas tienen en común que se seleccionaron animales en condiciones reales de producción". Entre las más destacadas se encuentran la Bonsmara y la Sanga (conocida en Argentina como San Ignacio), originarias de Sudáfrica, la Murray Grey, proveniente de Australia, y la Beefmaster, de Estados Unidos.

Respecto a los objetivos, Galotta explicó que "lo que se busca es una estética ganadera, que tiene que ver una cierta armonía en el animal". Sus principales características son un frame mediano, terneza, mansedumbre, precocidad, y una rusticidad que permite que se adapten a condiciones climáticas difíciles, como es el caso de las provincias de Santiago del Estero, Chaco y norte de Córdoba. "Son razas que apuntan a producir carne de calidad en un entorno difícil, dentro de un planteo extensivo".

En este sentido, Galotta afirmó que "nuestro país tiene múltiples características productivas, no hay un sólo ambiente. Pretender que cuatro razas - Aberdeen Angus, Hereford, Braford y Brangus - puedan cubrir todas las necesidades productivas de la Argentina, va en contra de la biología. Está buena la apertura para no limitarse a un pequeño grupo de genes. La expectativa para estas razas es producir carne premium, que se pueda comercializar fresca en mercados del primer mundo. Hay limitantes de geografía y de infraestructura, pero se adaptan bien".

Si bien las razas muestran buenos resultados en el territorio argentino, su exportación aún se encuentra limitada por una cuestión de peso: "Para exportar se buscan novillos y estas razas son de tamaño mediano", explicó Galotta, pero señaló que "respecto a la calidad de la carne hay dos ventajas, por un lado, la producción es orgánica porque no son animales orientados al feedlot, sino a los planteos extensivos; por otro, es muy parecida a la que consumimos normalmente, ya que la base de estas razas son británicas y se adaptan perfectamente al paladar argentino".

Por último, Galotta afirmó que "las razas ya están maduras en Argentina, en tanto hay una cantidad suficiente de cabañas y productores, pero hay grandes expectativas de seguir incorporando genes a través de reproductores de Australia y África".

(Fuente: Revista Chacra)