Cargando...
Con una inversión de $100 millones, Manfrey inaugura una planta de leche larga vida

Con una inversión de $100 millones, Manfrey inaugura una planta de leche larga vida

Con una inversión de $100 millones, la próxima semana la láctea cordobesa Manfrey Cooperativa de Tamberos inaugurará su planta de leche larga vida con capacidad para 6000 litros por hora. Ya está trabajando en un turno y, en breve, pasaría a dos para responder a la demanda.

Nacida en 1943, Manfrey recibe en la actualidad 550.000 litros de leche diarios y emplea a 520 personas en su planta industrial de Freyre (departamento cordobés de San Justo) y en los ocho centros de distribución con los que cuenta. Produce, por ejemplo, 4,5 millones de kilos de quesos por mes y 1 millón de kilos de dulce de leche.

Por una decisión estratégica de la empresa, redujo sus exportaciones -pasó del histórico 15% a 20% del total de la producción a 7%- para destinar más leche a la fabricación de productos con buena inserción en el mercado interno. En los últimos tiempos exporta un mix de productos (flanes, dulce de leche, queso rallado, leche en polvo) a los países limítrofes.

Hasta hace unos ocho meses, la empresa tercerizó el envasado de leche larga vida. "Ahora estamos trabajando en un turno en la planta nueva, pero iremos a dos por la demanda que se registra", dijo Ércole Felipa, presidente de Manfrey.

Señaló que la marca "creció en penetración" en el mercado de la mano de una política comercial "más agresiva" y que busca ganar espacio con aquellas líneas de productos con más impacto marginal. En esa línea se direccionó la producción de leche hacia los segmentos en los que se busca incrementar participación con el consecuente impacto en las exportaciones.

Respecto del consumo interno, Felipa describió que el mercado es "más selectivo; está priorizando precios y canales, con un aumento del mayorista en la elección de la gente porque tiene una estructura más liviana de costos y, por lo tanto, más conveniente para el consumidor".

A modo de ejemplo, apuntó que mientras que en 2017 cayó el consumo de leche fluida, aumenó la venta de kilos de leche en polvo. "Un kilo rinde nueve litros y, por lo tanto, resulta más accesible para el consumidor que se orienta así". En el mix, el consumo global de leche cerró el año "estable o levemente superior" al 2016.

Manfrey se abastece de leche producida en unos 140 tambos de la zona y, después de la caída del año pasado por las inundaciones (en especial, en el primer semestre), este año se normalizó la entrega de volúmenes (en 2017 se acudió a terceros).

(FUENTE: La Nación Campo)