Cargando...
Con más Fe que nunca

Con más Fe que nunca

 

150 Reproductores Corriedale subastó Sucesores de Brivio y Cía. en el tradicional remate de La Fe de Oscar Frías.

 

En la Sociedad Rural de Tandil, con un importante acompañamiento de familia, amigos, clientes y productores, se realizó lo que ya es un clásico del mes de octubre. Carneros y borregas eran la atracción del galpón donde se llevó a cabo la venta.

 

Las borregas daban el inicio pasadas las 15 horas a lo que sería una subasta con buenas manos y agilidad. 110 fueron las que ofreció Frías, y se las llevaron entre $3.400 y $3.750, dejando como promedio final $3.546.

 

Ricardo Arzoz, martillero a cargo de las ventas, continuaba dándole ritmo a la jornada para dar paso a los carneros. Los machos mostraron su destaque en cada uno de los corrales, al igual que las hembras, y así empezaba la elección de cada uno de ellos.

 

Fueron un total de 40 los reproductores machos; hubo elecciones en todos los corrales y se colocaron entre $6.000 y $13.700, promediando $8.738.

 

Es un tradicional remate en Tandil el de Oscar, y aparte es un excepcional remate. Hoy por hoy me animaría a decirte que en la provincia de Buenos Aires, no debés encontrar una concentración de lanares de la calidad, cantidad, homogeneidad, fenotipo, calidad racial, finos, productivos; realmente un conjunto destacado, destacadísimo”, expresó el Martillero Ricardo Arzoz, quien además agregó “encuentro un grupo de personas, una familia que producen algo que es muy difícil encontrar. Con mucha pasión, Oscar siguió para adelante, incorporó genética. Y creo que los que vinieron le hicieron justicia, y se llevan un producto de primera”.

 

Por su parte, Oscar Frías, Titular de la Cabaña, nos decía “Yo tenía fe porque los animales estaban muy bien. La gente no es fácil juntarla, y sabemos que el lanar anda con sus problemas de mercado; pero esto es una historia larga, vieja, y bueno, se dan las cosas a veces sin pensarlo pero se dan. Yo tenía fe que este año íbamos a andar bien, y anduvimos”. Emocionado casi hasta las lágrimas continuó “a través de los años, uno además de hacer negocios, hace amigos. Eso se logra con más de 40 años trabajando en esto. Saludo a todos los productores, y a los que compraron. Y a los que no vinieron, espero que el año que viene se puedan acercar que van a ver, sin ninguna duda, el día 23 de octubre de 2018, 150 Corriedale encerrados en el galpón”.

En un año difícil, que por momentos puso en duda, la realización de este evento, la familia Frías le hizo honor al nombre de su Cabaña. Con fe, trabajo, y sacrificio diario, cerró el año con su tradicional fiesta de lanares en la Sociedad Rural de Tandil.-