Cargando...
Aunque critican la intervención, en el campo destacan que se terminó con la cuotificación de las exportaciones

Aunque critican la intervención, en el campo destacan que se terminó con la cuotificación de las exportaciones

Luego de que conocieran los detalles sobre la flexibilización de la venta al exterior de carne vacuna, referentes del sector agropecuario se mostraron conformes con la liberación de la cuotificación, “el peor escollo del decreto que venció el 31 de diciembre pasado”, coincidieron. No obstante, objetaron la intervención sobre el mercado.

Para el consultor ganadero Víctor Tonelli, cambió el escenario y su expectativa mejoró porque se cumplió con lo acordado en la reunión con los presidentes de la Mesa de Enlace de hace tres semanas atrás y con la de técnicos de las cuatro entidades la semana pasada.

“No surge nada raro, ni hubo ningún cambio ni cosas imprevistas en la resolución. Entre lo posible y lo ideal, lo posible es bienvenido. Estoy conforme, no satisfecho porque siguen las limitaciones, pero el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, en el marco de la sospecha que se había generado, cumplió su palabra y no es un tema menor en un Gobierno como este. Es bueno que los diálogos comiencen a respetarse”, dijo a LA NACION.

En la resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, con un solo cambio de nalga por cuadrada, continúa la prohibición de exportar hasta el 31 de diciembre de 2023 inclusive, los llamados siete cortes “preferidos por el mercado argentino, sean frescos, enfriados o congelados”. Estos son el asado con o sin hueso, la falda, el matambre, la tapa de asado, la nalga (antes era cuadrada), la paleta y el vacío.

Asimismo, se suspende hasta esa misma fecha la exportación definitiva y/o suspensiva con destino al exterior del país, de los siguientes cortes bovinos frescos, enfriados o congelados: a) reses enteras, b) medias reses, c) cuarto delantero con hueso, d) cuarto trasero con hueso, e) medias reses incompletas con hueso, f) cuartos delanteros incompletos con hueso”.

Por otro lado, el Gobierno liberó, en su totalidad, la exportación de la carne vacuna proveniente de la faena de las categorías vacas (demandadas especialmente por China), cuya conformación sea de tipo D o E y de la categoría toro”, algo que tanto los gobernadores de las provincias ganaderas y la Comisión de Enlace venían solicitando desde hace tiempo. Esta hacienda, según el decreto, se podrá vender entera sin la restricción de los siete cortes.

Según Tonelli, se debe poner en contexto, porque si bien la prohibición es inaceptable, se está ante un gobierno intervencionista, que aún le restan dos años de mandato.

“Se ha logrado de alguna manera lo mejor posible. A pesar de las muchas voces en contra dentro del seno del mismo Gobierno, se resolvió las dos grandes limitantes que teníamos el año pasado: por un lado es que estaba unificado el volumen, es decir no se podía exportar más 50% de lo exportado en el segundo semestre del 2020 y lo segundo y aún más crucial es que estaba cuotificado, es decir que había una concentración en pocas manos de la industria frigorífica para el manejo de las exportaciones y eso quedó liberado para el bien de los productores y de toda la cadena. Bienvenida la competencia”, añadió.

Señaló que si bien en el decreto se le atribuye al Gobierno cierta potestad de modificar, “de alguna manera implica una cierta previsibilidad y era lo que estaba acordado”.

Por otro parte, indicó que la creación del Observatorio le dará un marco formal y un seguimiento del mercado a todos los integrantes de la cadena y “que evitará que el día de mañana cualquiera pueda sacar una ventaja del negocio”.

“Esto mejora la situación: lograr un escenario de diálogo permanente entre los diferentes actores políticos y privados, donde todos los eslabones pueden sentarse a la mesa y discutir y no permitir que cuatro vivos vayan y arreglen por debajo de la mesa beneficios solo para ellos”, puntualizó.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) por su parte, señaló que está convencido de que el mejor escenario es una exportación libre que deje fluir la demanda y la oferta de productos.

Para Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), "es importante que se haya eliminado la cuotificación para la exportación de carne vacuna”
Para Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), "es importante que se haya eliminado la cuotificación para la exportación de carne vacuna”

“Porque es ahí donde se generan condiciones para que nosotros, los productores, podamos invertir y generar mayor producción. Pero creemos que es importante que se haya eliminado la cuotificación para la exportación de carne vacuna porque desde mediados del año pasado fue una medida que nos hizo perder a todos: productores, comercializadores, operarios y exportadores, pero también a los consumidores y al desarrollo económico del país”, aseguró.

“La burocratización tampoco es un factor que aliente la normalización del mercado, la historia reciente de nuestro país nos pone en alerta”, agregó Pino.

Para Coninagro, en principio, el decreto está en línea con lo que se venía dialogando. “Es adecuada la medida, aunque algunos sectores de la cadena aún esperan definir algunos puntos. Es un adelanto importante que se ha logrado con diálogo y trabajo en conjunto. Lo vemos como un logro a los reclamos que venimos haciendo reiterativamente desde el inicio del cierre de exportaciones junto a la Mesa de Enlace y planteado en numerosas reuniones con productores, con los gobernadores y legisladores, y que oportunamente fueran transmitidas al Gobierno”, indicó Carlos Iannizzotto, titular de la entidad.

“En nuestra visión, mantener los siete cortes es un aporte del sector a la mesa de los argentinos, y que por otra parte no afecta a las vacas manufactura ni toros (destino a China) ya que no se consumen en nuestro país. Además, debido a la modalidad de los convenios con terceros países, en muchos casos los cortes exportados aportan a los gastos del procesamiento (frigoríficos) lo que permite un precio más accesible para el consumidor local”, añadió.

El titular de Coninagro, Carlos Lannizzotto, señaló que el decreto es un adelanto importante que se ha logrado con diálogo y trabajo en conjunto de la Mesa de Enlace y planteado en numerosas reuniones con productores, gobernadores y legisladores
El titular de Coninagro, Carlos Lannizzotto, señaló que el decreto es un adelanto importante que se ha logrado con diálogo y trabajo en conjunto de la Mesa de Enlace y planteado en numerosas reuniones con productores, gobernadores y legisladores

Sin embargo, destacó que desde su entidad seguirán propiciando la necesidad de dialogar, trabajar y discutir temas relevantes para toda la sociedad y el sector, como son la inflación, la inseguridad y la alta carga fiscal.

“Particularmente, insistiremos en poner en discusión una reforma fiscal integral, que promueva el pago de impuestos equitativos como Ganancias, y no los regresivos como IIBB y DEX. Cómo así también seguiremos planteando la no intervención de los mercados de producción, comercio y exportación, y el no aumento de los DEX. Ya que ambas son perjudiciales para lograr mayor producción y generar inversiones, trabajo y empleo dignos, para el bienestar de la población en su conjunto”, afirmó.

En tanto, Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) sostuvo que “de la primera lectura, según lo manifestado por el ministro, era lo esperado, sin sorpresas”.

“Se abre el registro para las plantas sin antecedentes que era algo que veníamos bregado mucho el año pasado y ya desde hoy pueden abrirse los registros para poder exportar que antes no tenían cupos de exportación. Ahora cupos no hay, pero se deben registrar como exportadores”, dijo.

Por último, Tonelli remarcó que el mercado “va a responder muy bien a la resolución”, aunque si bien aclaró que habrá una tensión por un par de meses hasta que se recuperen los ciclos de encierre, “el decreto va regularizar el circuito de cría, recría y engorde”.

En contra

Para el presidente de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra), Miguel Schiariti, el decreto es más de lo mismo. “Siguen las restricciones a las exportaciones, a pesar de que el ministro Domínguez diga que están liberadas. El Gobierno va a seguir regulando esto con los ROE’s nuevos que es exactamente lo mismo que los ROE’s anteriores, por lo tanto, seguimos en absoluto rechazo de la regulación de las exportaciones. Este Gobierno no tiene soluciones para los problemas, entonces hace cosas que al único que perjudica es al productor y a la gente no la beneficia”, remarcó.

(FUENTE: La Nación Campo).