Cargando...
A todo ritmo Aiñarbe realizó su sexto Remate Anual

A todo ritmo Aiñarbe realizó su sexto Remate Anual

Venta ágil y gran acompañamiento fueron las claves del evento organizado por Elissondo Hnos. en la Sociedad Rural de Tandil.

 

Ledesma y Arana a cargo de la subasta tenía en el calendario su último remate de Reproductores y lo desarrolló con la firmeza con la que lo hizo durante toda esta campaña, como con cada una de las firmas a las que le tocó representar.

 

Tras disfrutar de un excelente almuerzo, los amigos y clientes ocupaban su lugar en la tribuna principal de la Rural de Tandil. Luis Ledesma tomaba el martillo para dar comienzo con los vientres de la Cabaña. En primer lugar, se subastaron 33 Vacas con Cría Preñadas, las que se vendieron a lo que pisa entre $13.500 y $14.000 (Prom. $13.766).

 

Seguían ingresando vientres a la pista central, y en éste caso eran 27 Vacas Angus con Cría y con Servicio, dejando valores que fueron de los $12.700 A $13.500 (Prom. $13.233). Continuando con los vientres, las Vaquillonas Angus Preñadas de 24 meses se hacían presentes, y las 32 expuestas en pista se subastaban entre $16.900 y $17.700.

 

En la continuidad de las Vaquillonas salieron a la venta 15 ejemplares Angus con Garantía de Preñez de Cabaña Santa Rosa de Belloc que se comercializaron a $17.200. Para ir finalizando con las Hembras, se colocaron 40 terneras Angus Generales entre $9.000 y $11.300.

 

Momento esperado también en la jornada fue el de los Reproductores Machos, y con una agilidad destacable hizo que Luis Ledesma colocara a los 24 Toros Angus Puros por Cruza en un abrir y cerrar de ojos. Hubo elecciones de cada uno de los compradores que ocupaban las tribunas y los ejemplares se ubicaron entre $35.000 y $51.000 (Prom. $43.791).

 

“Hubo muy buenas elecciones en todo los corrales, había muy buenos vientres, les hicieron justicia, el precio fue bueno porque los vientres eran buenos. Y los toros estaban muy lindos, no hubo precios excepcionales porque la torada era muy pareja pero se vendió prácticamente entre 40 y 50 todo”, destacó Luis Ledesma, titular y Martillero de la Casa Consignataria.

 

Por su parte, Esteban Elissondo, uno de los titulares de Aiñarbe, expresó “La verdad llegar con este año que estamos sufriendo las inundaciones, poder traer esta vez vacas, terneras y los toros; poder vender y pasearlos por la pista viendo que quienes compraron son los mismos que el año pasado, y el anterior, estoy feliz de haber vendido todo”.

 

Cabaña Aiñarbe dejo su huella un año más en la Rural de Tandil para satisfacción de la familia Elissondo quien, de generación en generación, trabaja en pos de la producción de nuestro país.