Cargando...
A 10 años de la 125, el campo expresó su malestar por los rumores sobre las retenciones

A 10 años de la 125, el campo expresó su malestar por los rumores sobre las retenciones

Fue en la madrugada del 17 de julio de 2008 el día en que en el Senado, con su voto "no positivo", el entonces vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, frenó la resolución 125 de retenciones móviles a la soja y a otros granos.

A 10 años de ese momento histórico, la Mesa de Enlace realizó una conmemoración en el predio de Palermo de la Sociedad Rural Argentina (SRA). Les es difícil comprender a los dirigentes agropecuarios que tras el "voto no positivo" y, con la llegada del gobierno de Mauricio Macri, el fantasma de las retenciones haya vuelto en los últimos meses a sobrevolar el escenario político.

Además de los dirigentes de la Mesa de Enlace actual, en el encuentro de hoy participaron los ruralistas que fundaron la agrupación en 2008. En un panel frente al público, a la izquierda estuvo la Mesa de Enlace de 2008, con Luciano Miguens y Hugo Luis Biolcati por la SRA, Carlos Garetto (Coninagro), Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Eduardo Buzzi, de Federación Agraria Argentina (FAA). En tanto, a la derecha se ubicaron Daniel Pelegrina (SRA), Dardo Chiesa (CRA), Omar Príncipe (FAA) y Carlos Iannizzotto (Coninagro), los actuales presidentes de la agrupación.

Durante la conferencia, los dirigentes agropecuarios no sólo hicieron alusión al conflicto con el kirchnerismo, sino que se refirieron a la coyuntura actual, en un contexto donde, por ejemplo, el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales, dijo en declaraciones a FM Milenium que mientras dure la crisis "habría que parar la baja de las retenciones a la soja".

A principios de mes, Macri le dijo a las entidades de la Mesa de Enlace en una reunión en la Casa Rosada que no habrá cambios en el esquema de baja de las retenciones a la soja ni tampoco se reimplantarán los derechos de exportación para otros cultivos. Hubo foto y todo. Pero, un documento elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señala que entre las opciones del Gobierno para bajar el déficit fiscal está congelar la baja de los derechos de exportación a la soja, sembró nuevamente la duda.

"Hemos puesto confianza en la coalición que nos gobierna", dijo Biolcati, que agregó: "Veo con dolor que esa confianza se está resquebrajando. Veo a miembros de la alianza gobernante, radicales como Morales, que en su momento explicaban en floridos discursos lo malo que eran las retenciones. Yo he escuchado a esos mismos funcionarios y legisladores pedir que se frene la baja. Yo les pediría que se sienten a escuchar sus propios discursos. Si hay que ajustar las cuentas públicas que sea con justicia. Yo voy a colaborar, pero quiero ver que los demás colaboren y no veo justicia en esto. Se le pretende sacar al campo sobre lo producido con enorme esfuerzo y se está perdiendo la confianza. Está en manos del gobierno poder recuperarla". Tras esas palabras, los aplausos invadieron la sala.

Después, en diálogo y con respecto al documento del FMI, Biolcati señaló: "No pretendo que un organismo internacional conozca a fondo la estructura de ingresos de la Argentina, ni el peso que tiene la producción agropecuaria en nuestro país. A mí me duele y me quiebra la confianza ver a políticos que ayer estaban con nosotros en esta lucha contra las retenciones hoy en el lado opuesto. Hay muchas maneras de ser equitativos, pero es injusto con el campo justo en un año que ha sufrido pérdidas extraordinarias. En días de inversiones, donde se decide cuánto y cómo sembrar es muy malo que la confianza del productor se empiece a resquebrajar".

 

 

Los ruralistas de 2008: Biolcati, Garetto, Llambías, Buzzi y MiguensLos ruralistas de 2008: Biolcati, Garetto, Llambías, Buzzi y Miguens Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Por su parte, Llambías afirmó: "Cuando hoy escuchaba a Gerardo Morales hablar de retenciones y decir que tenemos que poner el hombro pienso que hay mucha gente del país que tiene que poner el hombro, empezando por los políticos y los legisladores, y no solamente con su sueldo sino también con una cuestión ética: es una vergüenza que tengan el dinero afuera porque no confían en el país". Y añadió: "Hay muchos trabajos realizados por las bolsas de comercio y por instituciones privadas que prueban que la recaudación no baja sustancialmente si se sacan las retenciones, pero sí se produce un crecimiento en la actividad económica".

En tanto, Buzzi después remarcó: "El riesgo, las amenazas y los buitres están siempre. Aprovechamos este lugar para decirles a los gobernantes que no rompan el contrato que tienen con la producción agropecuaria".

"Se cumplen diez años de aquella nefasta resolución 125 y hoy estamos hablando nuevamente de retenciones. Señores, algunos funcionarios del gobierno, algunos políticos del oficialismo y de la oposición parece que no aprendieron la lección de la 125 y no entendieron que las retenciones son un castigo a la producción y al trabajo", agregó, por su parte, Carlos Garetto.

En este contexto, Miguens destacó: "Esta reunión coincide con los rumores de que vamos a volver a la posibilidad de los derechos de exportación. El campo ha dado muestras enormes de que el quite de retenciones se compensó con el aumento de la productividad como la cosecha de trigo, que fue la mayor de los últimos tiempos. El campo no está pidiendo subsidios sino simplemente poder responder al actual gobierno con una mayor productividad".

En el encuentro también se leyó una carta de Cobos, que no pudo asistir al evento. Por otra parte, entre otras personalidades estuvieron el jefe de gabinete del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Santiago del Solar, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo, el jefe de gabinete del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Jorge Srodek, el presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Ulises Forte, el empresario Cristiano Rattazzi, el senador nacional Alfredo de Angeli y el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, además de representantes de entidades de las cuatro cadenas de cultivos.

(FUENTE: La Nación Campo)